La relación de Rubén y María comenzó como las bonitas historia de amor de verano, pero esta historia se alarga hasta hoy (y por muchos años más). Rubén es de Burriana y María de Barcelona, pero pasaba muchos veranos aquí. Gracias a los amigos en común se conocieron el verano de 2002 en los chiringuitos (a quién de la zona no le trae buenos recuerdos). Así que, el 15 de agosto de este año comenzaron una relación a distancia.

Bodas Alquería de Mascarós

Ya en el 2005, cansados de la distancia, decidí venirme a vivir a Burriana y en el 2006 nos fuimos a vivir juntos. Los años iban pasando y, algunas veces bromeábamos acerca de casarnos, creo que los dos teníamos ganas pero éramos jóvenes. El 2 de abril del 2010 yo cumplía 25 años, así que Rubén como regalo me pidió matrimonio. Yo siempre bromeaba con que si me tenía que proponer matrimonio tenía que ser de rodillas y con anillo y, así fue… después de cenar, se arrodilló y pronunció esas clásicas palabras “Maria, ¿Quieres casarte conmigo?”, abriendo a la vez la caja con el anillo. A mi me entró la risa, una risa nerviosa y de incredulidad, ¡era lo último que me esperaba!. Ya al día siguiente, nos fuimos a comer con mis padres, mi tía y mi hermana, que vinieron a celebrar mi cumpleaños, y con mis suegros y les dimos la noticia. 

Bodas Alquería de Mascarós Teníamos claro que queríamos celebrar una boda civil, en algún espacio con jardín y que estuviera cerca de Burriana, y así evitar largos desplazamientos. No conocíamos la Alquería de Mascarós, pero una chica me habló de ella. Nos metimos en internet para buscarla y nos enamoró. Así que, el fin de semana decidimos ir a verla. Aún era más bonita en allí que en las fotos, así que hablamos con Susana, quien nos informó sobre todo. No obstante, quisimos ver algo más, por comparar, pero nada nos acababa de gustar tanto, así que nos decantamos por la Alquería.

Bodas Alquería de Mascarós

Otra cosa que teníamos clara era que queríamos casarnos en julio o agosto, así que fuimos a ver la disponibilidad. Para el 2011 no nos gustaba ninguna fecha, pero como no teníamos tampoco prisa por casarnos decidimos esperar un año más. Mirando el calendario vimos que San Fermín (día en que nació mi abuelo) caía en sábado, así que nos decidimos por el 07/07/2012.

Pusimos fecha de boda con dos años de antelación. Al principio, de la emoción, empezamos a mirar blogs, a buscar ideas, etc. Nos repetíamos constantemente: ya que tenemos tiempo vamos a ir poco a poco y todo lo que podamos adelantar mejor. Nos sirvió de algo ya que nos fuimos haciendo una idea del tipo de boda que queríamos. Estábamos muy ilusionados, pero a la vez parecía que no fuera real. Creo que, el momento más emocionante fue cuando me compré el vestido, era como la guinda del pastel. Todo lo que teníamos era sobre papel, ideas, croquis, etc., y sí estas planeando tu boda, pero yo aún no me lo creía del todo hasta que fui a probarme vestidos. Por suerte, los dos encontramos el traje y el vestido en la primera tienda a la que fuimos, y es esa sensación de realidad, de ilusión…que nos dio fuerzas para la locura de la recta final ya que nos quedaba mucho por preparar. Por suerte, en todo momento Lili estuvo al pie del cañón, ayudándonos en todo.

Bodas Alquería de Mascarós

Pronovias fue el primer sitio donde concerté visita para el vestido, y allí lo encontré. Al entrar nos enseñaron el catálogo, yo iba con la idea de un traje sencillo y liso, así que aquellos que me gustaban, la chica los marcaba para probármelos. Pero de repente la dependienta me dice: “¿y éste qué?”, yo la miré y le dije: “¡No!, tiene demasiado tul”. Aún así ella me insistió en que me lo probara, así que accedí, total por uno más…y mira por donde que al ponérmelo me enamoré de él, ¡era perfecto! En la primera prueba, la dependienta me enseñó una tiara, a lo que yo también me negué ya que nunca pensé en casarme con una tiara, pero me hizo una castaña allí mismo en el vestidor y me la puso, y de nuevo me encantó. Así que al final me casé con tul y con tiara. Toda la lencería me la compré en Susana Guerola (Burriana).

Bodas Alquería de Mascarós

Por su parte, Rubén, antes de ir a Castellón, fue a La Subasta en Burriana. No tenía una idea clara de lo que quería. Le enseñaron varios trajes pero le encantó un traje gris marengo con finas rayas, que le quedaba genial, así que de la Subasta ya salió con traje, zapatos, gemelos y con todo.

Bodas Alquería de Mascarós

Tengo muy buen recuerdo del momento en la peluquería, la de al lado de casa de mis padres (comodidad absoluta) ya que además mi familia también acudió allí. El estar todas juntas peinándonos, hablando, riéndonos, etc. me ayudó mucho a estar relajada. Mi prima, que es esteticién fue quien me maquilló. Iba muy natural y me aguantó hasta las 8 de la mañana.

Bodas Alquería de Mascarós

 Toda la boda la organizamos nosotros, con ayuda de familiares y amigos, que nos daban ideas y nos aconsejaban. El ramo de flores fue idea de una amiga, que me ayudó a buscar bouquets por internet. Yo quería una boda alegre, divertida y veraniega. Así que encontró un bouquet fucsia y naranja muy bonito. Con esa foto fui a la floristería Ana y Jesús de Burriana y me lo hicieron tal cual. El resto de centros y flores, así como la flor de Rubén y de mi padre los queríamos de los mismos colores. Además, nos recrearon los ramos de novias de las madres y que les regalamos en la boda y, nos hicieron un árbol de los deseos que pusimos en la boda y donde los invitados nos escribieron mensajes, deseos y felicitaciones. La Alquería la decoramos también con farolillos de colores, que se colgaron en el porche y en el árbol.

Bodas Alquería de Mascarós

La música la fuimos eligiendo poco a poco, con canciones que nos gustaban y tenían un significado para nosotros y para los invitados. Y en el baile de novios, hicimos una coreografía con un popurrí de canciones conocidas (Los pajaritos, You’re the one that I want, Thriller, Saturday Night…). Ya luego para la disco móvil acordamos con el Dj que pusiera durante la noche ciertas canciones y música de los 70-80 y 90 y alguna canción actual. 

Bodas Alquería de Mascarós

Y como regalos y detalles, a los invitados les dimos cajas de bombones y chuches para los más peques. A las madres les hicimos su réplica de ramo de novias, a los padres una botella de vino personalizada, a mi hermana y a mi tía les regalamos una réplica de mi ramo de novia y a mi cuñado un pack de spa. A unos amigos que se casaban en octubre les regalamos unos playmobil de novios con la tarta e hicimos tartas de chucherías para los que cumplieron años esa semana. Las invitaciones las compramos en Copión, con un texto divertido.

Bodas Alquería de Mascarós

Fue un día maravilloso, en el que vivimos muchas sensaciones de emoción, felicidad, alegría… Disfrutamos como unos chiquillos del día. Todo salió redondo, gracias a la Alquería, a Lili y a todo el personal que nos trataron genial y estuvieron pendientes de todo, a los fotógrafos Ruiz que nos hicieron un reportaje de fotos increíble y muy ameno y con el que pasamos un gran rato y a Juan Carlos de Twins que nos amenizó la velada haciendo una gran fiesta y con el que todos lo pasamos genial.

Bodas Alquería de Mascarós La boda civil fue muy bonita y divertida. Los entrantes deliciosos y muy bien repartidos por todos los invitados, incluso mientras nos hacíamos nosotros el reportaje en la misma Alqueria nos acercaban comida y bebida. Y la cena y el “resopar” muy buenos también. Sin duda alguna, recomiendo la Alquería a todo aquél que me pregunta y algún invitado ya ha decidido casarse en ella. Tanto la Alquería, el entorno, la atención como la comida son excelentes.

ruben-y-maria-mascarós-3.jpg

 Nuestro consejo para los futuros novios es que disfruten de cada uno de los momentos de los preparativos y de la boda. Que la boda la vivan a cada segundo, ya que pasa volando, y mira que todos te lo dicen, pero es real, cuando te das cuenta ya estás bailando y concluyendo la fiesta. Es un día maravilloso, que compartes con tu gente, con tu familia y con tus amigos y con la persona con la que quieres pasar el resto de tu vida, y eso hay que vivirlo al máximo.

ruben-y-maria-mascarós-3.jpg

Os deseamos muchísimos días tan bonitos como estos!

Más bodas de la Alquería de Mascarós aquí.

Anuncios