Para inaugurar la nueva sección “Las bodas de Mascarós” nada mejor que hacerlo con una de las bodas más bonitas de este año! Un noviazgo, unos preparativos, unas decisiones contados en primera persona por Mari Luz, que demuestran el cariño y la ilusión que le pusieron a “su día”, además de lo mucho que cuidaron cada detalle. Parece un tópico, pero ella no podía estar más radiante! (motivos no le faltaban).

Boda Mari Luz y Nacho Alquería de Mascarós

A pesar de ser los dos de Burriana no nos conocimos hasta Fallas de 2010, la noche antes de la ofrenda. ¡Y 3 años más tardé nos dábamos el “Sí, quiero”! 

Boda Mari Luz y Nacho Alquería de Mascarós

Decidimos casamos en la Basílica de Lledó, aunque suene raro siendo de Burriana, mi familia paterna es de allí y está vinculada a la cofradía desde toda la vida y, como consecuencia de una familia castellonera de pura “zepa”, yo pertenezco a la cofradía desde pequeña. Desde siempre había querido casarme allí.

Boda Mari Luz y Nacho Alquería de Mascarós

Y así fue, un año y medio antes de la boda tuvimos que ir a apuntarnos en la agenda de la Basílica. Ésta abre la agenda de bodas del año que sigue el segundo domingo de enero del año de antes, y si quieres una fecha concreta más vale que vayas ese día!! Y allí nos fuimos Nacho y yo, el 8 de enero de 2012, sin que nadie supiese nada, porque los dos queríamos que fuese en junio.

Boda Mari Luz y Nacho Alquería de Mascarós

Curiosidades… mi número siempre ha sido el 8, y Nacho me pidió matrimonio un 8 de diciembre, buscamos fecha de boda un 8 de enero y me casé un 8 de junio…

La decisión de casarnos no fue en si una sorpresa sorpresa. Nacho me pidió matrimonio en diciembre de 2010, tras una cena y una larga conversación, donde me regaló un reloj con un significado especial para él. Desde entonces, y hasta la elección de la fecha, solo dejamos pasar el tiempo y esperar a que llegará ese momento.

Boda Mari Luz y Nacho Alquería de MascarósTres meses antes de la boda hicimos la pedida tradicional con las dos familias, donde nos intercambiamos los regalos.

Para la celebración queríamos una finca antigua, con encanto, jardines diferentes, naranjos, etc. Con ese toque especial que tiene Mascarós. Pero lo más importante, queríamos poder disfrutar de la alquería, y que también lo hicieran nuestros invitados. Y Mascarós tiene una ventaja sobre las demás, que todo pasa por dentro de ella. Que, a pesar de tener que hacer la celebración en el gran salón, éste está tan integrado en la alquería que cuando estás dentro no eres consciente de que estás en una carpa. Esto era fundamental para nosotros. Ya que la Alquería de Mascarós da la oportunidad de tener el aperitivo en el jardín, luego pasar por dentro de la casa a la carpa para la cena y, como colofón, hacer el baile en el patio del Olivo. Tiene un “algo” especial que hace que te apetezca estar ahí.

Boda Mari Luz y Nacho Alquería de Mascarós

Y además, contábamos con otra parte fundamental en nuestra elección, queríamos que nos lo sirviera Grupo Peñalén porque es una apuesta segura. Y cumplió las expectativas el trabajo de todo el equipo de Grupo Peñalén. Así como la atención de Susana, quien se portó genial y estuvo pendiente de cada detalle.

Boda Mari Luz y Nacho Alquería de Mascarós

Así que, decidimos la Alquería de Mascarós el mismo día que elegimos la fecha de la boda. Sin pensárnoslo dos veces! No fuimos ni a verla, llamamos por teléfono y dijimos que queríamos esa fecha para nosotros.

Respecto a los preparativos y meses previos, aunque todos pensamos que el día de la boda es el más emotivo, especial, bonito, etc. lo es!! Pero para mi fueron todos los meses previos especiales: preparas, buscas, piensas cada detalle, ese ir y venir de ideas… todo para ese día, porque sin esos nervios, esos meses, esa inquietud, ese deseo, el gran día no sería lo mismo. Hablo en singular, pues si bien es cierto que Nacho estuvo pendiente de todo y participó en cada momento, parece que los meses previos sean un poco más de la novia. Cada noche al acostarme hacía repaso mental de todo (supongo que le pasará a todas.)

07

Para nosotros la mejor semana fue la previa a la boda, es cuando eres consciente de que llega el momento, los últimos detalles, las mesas, los invitados… Lo pienso y la piel se me eriza. Fueron momentos especiales donde compartes todo con tu futuro marido.

03

El vestido de novia fue un trabajo en equipo. Yo sabia lo que quería, y mi madre dibujó unas primeras líneas que les dio forma Higinio Mateu.

Antes de poner fecha a la boda, ya sabía que el vestido lo harían las manos de Higinio, a parte de por las manos que tiene, por ser amigo de la familia. Así que todo genial, salió mejor de lo esperado, las telas del vestido eran de Jose María Ruíz. El velo fue regalo de Higinio y Javi (bordado por Higinio) y lo llevé con un broche de mi madre. Luego, para la fiesta me lo cambié por dos peinetas hechas a mano en Huelva. Los zapatos eran peep toes de la marca Menbur. Usé dos, unos para el momento de la ceremonia blancos bordados, y otros color nude para la fiesta. En cuanto a las joyas que llevé, los pendientes, que fueron regalo de mi padre, y el anillo el de pedida.

Boda Mari Luz y Nacho Alquería de Mascarós

04

El novio llevó el chaqué de Hacket, los gemelos de Le Cadó y el reloj de pedida.

Boda Mari Luz y Nacho Alquería de Mascarós

Del pelo y del maquillaje se encargó Cati López. Y de las flores, la floristería Ana y Jesús.

Boda Mari Luz y Nacho Alquería de Mascarós

La decoración corrió a cargo de mi madre, Luz Lozano, la cual estaba basada en muchas flores, velas, alfombras y rincones con encanto. 

Boda Mari Luz y Nacho Alquería de Mascarós

Las tres sobrinas de Nacho fueron las damitas, e iban monísimas de Rubio Kids

Boda Mari Luz y Nacho Alquería de Mascarós

No fuimos muy de ideas originales de las que se llevan ahora, nos decantamos por una boda más tradicional. Como detalle, regalamos unas bolsas de flores con colores vivos para ir a la playa. Pusimos algunos productos “SOS” en el baño de señoras, y una foto de Nacho y mía de pequeños indicando las puertas de los aseos.

Boda Mari Luz y Nacho Alquería de Mascarós

Como a mí me gusta mucho el flamenco, trajimos a un grupo de Sevilla, “La Huella”, que compaginamos con música más comercial, de la mano de Climent. El baile fue en el patio del Olivo al aire libre, pero el baile de novios fue en el centro del salón cantando a capela la chica del grupo sevillano, “Quiero que me beses”.

Boda Mari Luz y Nacho Alquería de Mascarós

No hay palabras para describir el día de la boda, realmente la sensación, el sentimiento, el todo, era un “no se si reír, chillar, llorar…” Estuvimos los dos muy tranquilos, como en una nube esperando que fuera la hora de encontrarnos en el altar.

Si tuviera que dar un consejo a futuros novios, les diría que disfruten de todo, que no se pongan nerviosos, porque si tranquilos ya pasa rápido, no quiero pensar nerviosos! Es un día muy bonito, especial y con mucho significado, que se tiene que disfrutar, saborear y recordar!

18

Espero no volverme a casar, pero sí me casaría ahora mismo repitiendo cada momento de ese día y, por supuesto, las futuras celebraciones queremos que sean en la Alquería de Mascarós.

Boda Mari Luz y Nacho Alquería de Mascarós

Muchísimas gracias Mari Luz, por recordar el día de vuestra boda transmitiéndonos el cariño y la emoción con el que lo organizasteis y vivisteis! Nos enorgullece ser testigos de días inolvidables. Os deseamos todo lo mejor!

Fotografías: García’s Fotografía

Anuncios